Interiorismo de altura

Un Collado en la alta y blanca montaña es el enclave de esta residencia privada de 110 m2, distribuidos en tres niveles; en la planta baja situamos el hall de acceso compartimentado e independiente que da paso al estar, al comedor y a la cocina, esta última abierta a los dos espacios anteriores y un pequeño aseo. La unión entre las diferentes plantas, se ha resuelto mediante el singular diseño de dos escaleras, la primera de ellas construida sobre una zanca central metálica y chapa plegada para el trazado de los peldaños y la segunda, la que da acceso a la planta superior realizada a base de peldaños metálicos en voladizo tipo mensula, plegados en forma de "u" invertida, sujetos a una zanca lateral; ambas escaleras, han sido realizadas en Acero cor-ten y conectan la planta baja con la zona de los dormitorios situados en la primera planta y la bajo cubierta.

El proyecto de interiorismo y dirección técnica, ha sido realizado en su totalidad bajo la supervisión del estudio, cuya inspiración en la naturaleza del entorno y de los materiales nobles como el acero envejecido, la madera de roble blanco aserrada y las lajas irregulares de piedra multicolor, nos dieron la clave para fusionar colores, texturas y formas, cuyo resultado nos ofrece un espacio eficiente y confortable donde poder pasar las tardes del frio invierno sentados junto al fuego.

 
 
DSC_0351 copia.jpg